Ferrerias, 1950

81 x 65 óleo /tela

Mención Honorífica, III Certamen de Primavera Pro Museo de Arte Moderno en Palma 1952.

          El pueblo de Ferrerías con el campanario de su iglesia, es uno de los temas más queridos de Torrent. Lo pintó decenas de veces, normalmente desde este punto de vista, y con diferentes armonías de color, composición y formato, como si se tratara de una naturaleza muerta, sobre la cual puede experimentar diversos recursos. Por una parte le encantaba la perspectiva aérea que le ofrecía desde la carretera des Migjorn Gran y de otra ejemplificar el pueblo sencillo de casas humildes organizado orgánicamente alrededor de la plaza y la iglesia. En varias ocasiones sustituía el nombre de Ferrerías por pueblo blanco, pueblo viejo, o pueblo pobre, en estos casos introducía pequeñas modificaciones , por supuesto, sin ofender a sus paisanos ( Torrent era muy sensible e iba con mucho cuidado de no molestar a nadie), pero también el hecho de darle un nombre genérico , le daba mayor libertad para alterar la composición a su gusto introduciendo o quitando elementos.
          En las composiciones de Ferrerías abundan los tonos marrones, a veces resaltando con negro y otros suavizados en sepia. En esta ocasión ha oscurecido notablemente el interior de la plaza, y las montañas del fondo, un oscurecimiento que divide el cuadro de arriba abajo, gravemente y profundamente como un presagio.