Los viejos, 1955

100 x 81 cm, óleo / tela

Segundo Accésit Salón de Otoño Palma 1956

            Esta obra es la cumbre de la transición de la pincelada impresionista de los cuadros anteriores a la visita de París y el estilo personal post impresionista de los años sesenta. Es interesante observar la evolución rigurosa paso a paso, de toda la trayectoria pictórica de Torrent; en especial el cambio significativo que se produjo desde Campo Sur del 1953, La Alquería del 1954, pasando por este Los Viejos 1955, hasta establecer las bases estilísticas de lo que serán las grandes obras como Molino en Mercadal o Barcas en la bahía. Se puede apreciar por ejemplo, como se van iluminando las sombras, aplicando colores más puros, o la incorporación del rojo como color dominante y transformador del dulce paisaje menorquín en algo fuerte y vibrante.
            Los Viejos es una obra muy Cezanniana, que puede recordar los trabajos del francés sobre la montaña provenzal de Saint Victoire. Torrent aplica también la descomposición en planos de color para construir la profundidad no a base de valoración tonal, sino de colores puros y sin importarle la distancia a que somete el paisaje de referencia