La abuela, 1981

                                    38 x 46 óleo/tela

         De entre los pequeños formatos del fecundo 1981, llama la atención esta "Abuela", por su linealidad horizontal descendente. en esta obra predominan las líneas decrecientes hacia la derecha,  además todos los elementos parecen aplastados, como si hubiesen sido deformados ópticamente. La interpretación de una vida que se allana y que está a punto de iniciar la pendiente  hacia abajo parece evidente. También  se puede interpretar el hecho que el personaje camina ya por una zona fría, al lado gris de la vida. Este esquema de personajes caminando junto a  un camino ( que en algunos casos podría ser también un río ) con algunos árboles esquemáticos y un horizonte como única referencia espacial, empiezan a abundar durante toda la década. Son los símbolos básicos que utiliza para representar el escenario de la vida donde después los personajes representarán diferentes actitudes.