Enero, 1947
              50 x 61 cm, óleo/tela

       Esta obra sin duda es una de las más destacadas de la etapa impresionista de Torrent. Fue muy valorada por la crítica, incluso Tito Citadini, cuando la presentó en su primera exposición en Palma 1948.
         Enero es una pintura casi monocromática, con una gama riquísima de ocres  y grises terrosos, que le confieren el tono invernal dominante. Es precisamente esta atmósfera neblinosa y sombría de la montaña mallorquina, resuelta con pinceladas sueltas y seguras, lo que demuestra la maestría en la técnica impresionista. En la composición consigue un gran equilibrio entre planos, que progresan rítmicamente a través del juego de diagonales que forman la montaña y los tejados de las casas. La distribución del árbol deshojado, fragmentando la mancha de la pared blanca de la casa, la figura del primer término y el contrapunto del poste eléctrico, equilibra perfectamente la composición.
         El tema también es muy apreciado por Torrent , casas rurales pobres, la atmósfera densa de una naturaleza hostil y la figura humana de espaldas integrada en el paisaje.